Consulta Externa I

Previo a la revisión de la morbi-mortalidad de nuestra población derechohabiente veremos un análisis de la demanda de consulta que nos permite apreciar la utilización que hacen los derechohabientes de los servicios de salud que presta la Institución, en la actualidad y durante los últimos años.

Las consultas por derechohabiente por año

Durante los últimos años, la cantidad de consultas se ha incrementado constantemente en la institución, de 900,837 otorgadas en 2007, aumentó a 944,368 en 2011, a pesar de que la población disminuyó en el mismo periodo. Y si lo observamos en un promedio de consultas por derechohabiente por año, éste era de 10.90 consultas por derechohabiente en 2007 y aumentó a 12.05 en 2013.

El aumento en esta demanda de consultas puede obedecer tanto a necesidades reales como necesidades sentidas de salud de nuestra población y refleja también el esfuerzo constante realizado por las autoridades para brindar los recursos físicos, humanos y financieros que permitan cubrir esas necesidades manifestadas por nuestros usuarios.

Numero de atenciones por grupos de edad

Para decidir el destino de los recursos para la atención a la salud de la población, interesa conocer la magnitud de la demanda de servicios por grupos de edad. Observamos que los niños menores de 10 años representan el 12.1% de la población derechohabiente total y sin embargo reciben sólo el 9.7 de las consultas; los adolecentes de 10 a 19 años comprende al 20.1 % de la población y genera el 12.1 % de las consulta, los adultos de 20 – 59 años representan el 46.9% de la población y generan el 51.2% y los adultos mayores de 60 y más años, que abarca al 20.9% de población demanda más consultas, esto es, el 26.5% del total.

Esta situación se aborda con gran responsabilidad por la Institución, así, los adultos mayores reciben la atención que demandan en la consulta de Medicina Familiar y con los médicos especialistas que por su patología requieren y además, se atiende a las personas sanas de este grupo poblacional en Grupos de Ayuda Mutua como el grupo “Vida a los Años” con la intención de brindarles las herramientas necesarias para lograr ser autosuficientes el mayor tiempo posible con una vida sana física y emocionalmente. Existen otros grupos de Ayuda Mutua también para personas con enfermedades específicas como Diabetes Mellitus, Hipertensión Arterial y Obesidad.